Selva Negra

La Selva Negra es una frondosa región en el suroeste de Alemania, un lugar donde los abetos se amontonan en bosques y entorpecen la incisión oblicua de los rayos otoñales.  En la espesura, los selváticos senderos  serpentean en busca de la claridad. Dan muchas vueltas, se comunican y se preguntan unos a otros pero, finalmente, la encuentran. Los árboles la guardan con cautela, sin embargo,  no pueden evitar revelar con orgullo la laguna cristalina que refleja destellos blancos y celestes.

Denso bosque de abetos en Feldberg

Sendero en el bosque de Feldberg

Decoración rústica

Panorámica del Lago Feldsee

La Selva Negra es una comarca en la que las costumbres están vivas. Los entramados de madera continúan sosteniendo las casas y, en las plazas, se celebran todavía mercados de tradición medieval a los que acuden no solo los turistas en busca de souvenirs con forma de reloj de cuco, sino también locales equipados con cestas de la compra que llenan de productos frescos y de temporada.

Calle de Colmar

Gemüse mit charakter

Sidra dulce

Ajetreo en Friburgo

Vendedora de cactus

La Selva Negra es una tarta de bizcocho de chocolate, denso y oscuro, bañada en varias capas de nata brillante y coronada con cerezas silvestres. La Selva Negra es deliciosa y hay que saborearla sin prisa para descubrir cada uno de los ingredientes que la hacen tan especial.

Bosque infinito

4 comentarios en “Selva Negra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *