Los verdaderos Pilares de la Tierra

Las Catedrales de la Mariña Lucense surgen de entre las furibundas olas cantábricas y se alzan hacia un cielo que acostumbra a verse gris. Esta estampa dramática, que bien podría recordar a Los pilares de la Tierra, no se trata, sin embargo, de un templo religioso, si no de una formación rocosa situada en el municipio gallego de Ribadeo, muy cerca de la frontera con Asturias.

En épocas geológicas anteriores, los arcos que hoy salpican la playa de Las Catedrales o Catedrais no existían, pero la fuerza del agua fue erosionando la pizarra y la cuarcita de los acantilados hasta formar estos imponentes arcos, que ya son famosos en todo el país.

Pareja sobre el arco 

Estratos 
Habitantes de las paredes
Catedrales

Arcos

Grutas en las catedrales

Tan popular se ha vuelto As catedrais que desde hace unos años es necesario hacer una reserva entre los meses de julio y septiembre para poder visitarla. Por este motivo, quisimos aprovechar un soleado domingo de primavera para acercarnos allí y así evitar la masificación turística y el precio de la entrada.

Además, para alargar la mañana, decidimos acceder a la playa a pie, a través de la ruta que parte del pueblo pesquero de Rinlo. Desde el puerto, el sendero continua durante 8 km. por las playas de Xuncos, Os Castros, As Illas y Esteiro, hasta As Catedris. El recorrido podría realizarse por la arena, pero las mareas vivas del mar Cantábrico suelen obligar a los caminantes a subir al paseo litoral.

Rinlo

Ría Tubo sobre la llastra

Ruta costera Roca Entrada a Los Castros Mejillones film

Playa Das Illas

De todas formas, las vistas desde los acantilados son impresionantes y la línea costera está salpicada de antiguas cetáreas en las que se criaba todo tipo de marisco. Estos viveros hoy se encuentran abandonados pero hablan del pasado de la zona y nos conectan con el presente, pues, a pesar de su cierre, Galicia sigue siendo famosa por sus productos del mar.

Antiguas estructuras Escalera a la cetárea

Así pues, al medio día, entre el sol, la brisa del mar y la caminata, ya habíamos abierto el apetito lo suficiente como para sentarnos a comer en Casa Villaronta, posiblemente la pulpería más famosa de toda la zona. Pero hicieron falta más raciones, a parte del pulpo y una jarra de Ribeiro, para reponer fuerzas y terminar el día en Ribadeo.

Casa Villaronta

Esta villa tiene muchos elementos para pasar una tarde relaja paseando: calles de casas blancas, casonas indianas y miradores que ofrecen vistas espectaculares de la ría del Eo y los pueblos asturianos de Castropol y Figueiras, al otro lado del puente.

Resistencia Ribadeo Terraceo

25

Adosados 

Clásico Puerto

Pero, cuando el sol empieza a bajar, la fuerza del frío viento nordés se hace más evidente. Es entonces el momento de dar por concluido el día y despedirse de Galicia. Seguro que no tardaremos en volver, en tierras vecinas también se vive muy bien.

2 respuestas a “Los verdaderos Pilares de la Tierra”

  1. me encantan todas las fotos! ♥

    1. Muchas gracias Noe! y gracias por tus comentarios!!! Un abrazu.

Deja un comentario