La Patagonia: más cerca de lo que pensábamos

La madera nos hace pensar automáticamente en el invierno. No hay nada más acogedor que una cabaña con chimenea en medio de la nieve, y eso es justo lo que ofrecen María y Gorka en Maraña, un pueblo situado en el parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre, en la provincia de León.

Valle de Maraña

Patagonia

Seis construcciones forman el conjunto de las Cabañas Patagónicas. Todas ellas reciben el nombre de animales que habitan las montañas vecinas: el lobo, el buitre, el rebeco… Nosotros nos alojamos en la del urogallo, decorada en un tono verde brillante, que debe ser parecido al adquiere la hierba en primavera. Sin embargo, y afortunadamente para nosotros, un manto blanco cubrió todo el paisaje durante nuestra estancia, así que pudimos sacar partido a las raquetas, tal y como teníamos previsto.

Cabañas Patagónicas

Landmarks

En las cabañas, hay cuadernos a disposición de los huéspedes con información sobre las posibilidades para hacer senderismo en los alrededores. A nosotros solo nos dio tiempo a hacer dos rutas: la subida al monte de la Boyería y el camino al Corón. Ambas son cortas pero se nos hicieron intensas debido al espesor de la nieve. Os daremos más información sobre el entorno natural en nuestra próxima entrada.

Cabaña Patagónica

Entre las cabañas

Marina Rayo Verde

De cualquier forma, el esfuerzo se vio recompensado cuando, al oscurecer, ya de vuelta en la cabaña, encendimos la chimenea mientras preparábamos la cena. La madera, el calor del fuego y la guirnalda de luces consiguen crear un ambiente muy agradable.

El Urogallo Verde

Rayo Verde Viajes

Al calor de la chimenea

En definitiva, a las cabañas no les falta detalle, tienen todo lo necesario para pasar un fin de semana disfrutando de la Patagonia invernal en la naturaleza de leonesa.

Deja un comentario