Friburgo: La puerta a la Selva Negra

La Selva Negra es uno de los destinos que recordamos con más cariño, quizás, porque fue nuestra primera entrada en esta página y nos emocionamos haciendo un montón de fotos del frondoso e increíble paisaje.

En aquella primera entrada, incluimos alguna imagen de Friburgo pero realmente no os contamos todo lo que la capital ecológica de Alemania ofrece al visitante. Esta ciudad es la que más turismo nacional recibe. La naturaleza y el deporte son los principales motivos que impulsan a los alemanes a viajar; por eso, Friburgo es tan popular en el país, porque es la entrada a la Selva Negra.

Muchos senderistas deciden alojarse en Friburgo para acceder a todas las rutas de los alrededores. Sin embargo, no llegan a conocer la ciudad a fondo, visitan la catedral, dan una vuelta por el centro… y poco más. Obviamente, el casco antiguo merece la pena: la catedral es impresionante y, en el mercado que se organiza alrededor de ella, se vende una gran variedad de productos típicos de la región. Además, pasear por las calles empedradas, surcadas por pequeños canales, es muy agradable apenas hay tráfico, la gente se mueve en tranvía o en bici. Como decíamos más arriba, Friburgo es la capital ecológica, así que los ciudadanos están muy comprometidos con el medio ambiente, la disminución de la contaminación y los fuentes de energía renovables.

IMG_0029

Vendedora de cactus

Gemüse mit charakter

Sidra dulce

IMG_0025

Ajetreo en Friburgo

Pero lo mejor de Friburgo es que, sin alejarse de la ciudad, es posible disfrutar de múltiples vías de senderismo. Nosotros, por ejemplo, recorrimos uno de los senderos del Schauinsland, un monte cercano al que es posible acceder en transporte público desde el mismo casco antiguo, gracias a la red de tranvías y al teleférico, que se eleva hasta los 1284 m. de altura.

El parque cuenta con varios miradores, como la torre Eugen-Keidel, una llamativa plataforma triangular de madera y acero con vistas a la cercana Friburgo. Desde otros puntos, en cambio, se puede divisar los puntos más altos de la Selva Negra e incluso los Alpes en días despejados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *