En busca de los orígenes del castellano

Para una persona que ha estudiado filología hispánica, el Monasterio de San Millán de la Cogolla, en La Rioja, es una visita ineludible. Esta institución religiosa fundada en el s. VI d.C., es Patrimonio de la Humanidad desde 1997 por su larga continuidad monástica, pero también por razones culturales. Se considera que el conjunto monástico es la «Cuna del Castellano», pues en el Escritorio de San Millán se copiaron las Glosas Emilianenses, uno de los documentos más antiguos en la lengua romance de la zona y en euskera, escrito a principios del s. XI. Además, en este mismo monasterio firma sus versos Gonzalo de Berceo, el primer poeta castellano de nombre conocido.

Glosas Emilianenses

El Monasterio de San Millán está formado por dos edificios: San Millán de Suso (el de arriba) y San Millán de Yuso (el de abajo). San Millán de Suso es además el más antiguo. Se encuentra en la ladera de una colina a la que se puede acceder únicamente en autobús o a pie. Nosotros decidimos subir caminando, para disfrutar del paisaje, de la misma manera en que lo hacían los antiguos peregrinos. En un día de sol el paseo es muy agradable y la vista del pequeño monasterio en lo alto, rodeado de naturaleza es preciosa.

Monasterio de Suso

Huyendo de las procesionarias

San Millán de Suso tiene sus orígenes en la cueva habitada por el ermitaño San Millán. Su tumba está escavada en la roca y, alrededor, se levantó, entre los siglos VI y VII, la primera construcción propiamente dicha, de la cual se conservan aún los muros y los arcos visigóticos. Después, se fueron añadiendo algunas estructuras y reconstruyendo otras en los periodos mozárabe y románico.

Trabajo duro

Dentro del monasterio

Arcos


 

La visita solo se puede hacer guiada para que no se formen aglomeraciones en el interior. De cualquier forma, esta resulta mucho más interesante con las explicaciones del guía. A nosotros, por ejemplo, nos sorprendió encontrarnos con los supuestos sarcófagos de los siete infantes de Lara en el pórtico, y la historia del madero milagroso nos pareció divertida y enternecedora a la vez.

Los infantes

Madero de los milagros

El de Yuso se construyó en estilo románico originalmente pero fue demolido y edificado de nuevo en el s. XVI. Hoy en día, el cenobio sigue acogiendo a la comunidad monacal pero se puede visitar también de forma guiada. El edificio es mucho más grande que el primitivo, y guarda numerosos elementos de interés: las Glosas, los marfiles románicos de las arcas relicarios, la sala de códices y cantorales…

Sin embargo, a nosotros nos impresionó más el antiguo monasterio, porque, a pesar de su pequeño tamaño, se remonta tan atrás en la historia que es imposible no asombrarse al pensar el la vida del anacoreta San Millán y los pastores que habitaban aquella tierra allá por el siglo s. VI d.C.

Marina y el cerezo

2 Replies to “En busca de los orígenes del castellano”

  1. Muy guapo, como siempre.

    1. Muchas gracias!

Deja un comentario