Arte y naturaleza en el Bosque de Oma

Agustín Ibarrola Goicoechea es el autor de la famosa obra pictórica, realizada en los árboles del Bosque de Oma. Este pintor, que nació en Basauri (Bizkaia), comenzó su aprendizaje en las artes plásticas de manera autodidacta, pero pronto tuvo acceso al cubismo y el constructivismo, movimientos que sustentarían su mentalidad artística.

Ojos a contraluz

Esto se refleja perfectamente en su Bosque Pintado. Para el proyecto, el artista eligió el árbol como material base, debido a su robustez y durabilidad. Las cortezas decoradas de los troncos conforman un mural tridimensional en el que sumergirse; de este modo, podemos decir que, el visitante interactúa con la obra y no la contempla como mero espectador.

Adentrándose en el bosque

Paseantes que se trasladan sin andar

Invitación al beso

Los motivos elegidos para pintar los pinos son animales, figuras humanas y geométricas. Pero, en algunos casos, estos no se pueden ver completamente, a no ser que uno se sitúe en el sitio indicado. Así, las figuras se completan, forman una nueva imagen conjunta, gracias al juego de perspectiva que implica la unión de los troncos.

La flecha marca el lugar

Desde aquí es un rombo rectilíneo

 

El arco iris de Naiel

El rayo atrapado, el rayo roto

De todas las propuestas que se recogen en el bosque, la más famosa, sin duda, es la de los Ojos. Pero hay muchas otras igual de atractivas que no dejarán indiferente al visitante.

Miran igual que tú

Cuadrados en recuerdo al pintor Malévich

Parte de este niño y parte del otro da uno más

Esperamos que con estas imágenes os animéis a visitar el Bosque de Oma, en la Reserva de la biosfera de Urdaibai. Desde Basondo, la ruta es bastante corta, apenas unos 7 km., y el día se puede completar con una excursión por este tranquilo valle para descubrir el interior de Bizkaia.

Deja un comentario